jueves, 24 de abril de 2008

Para ir difundiendo y agitando



A la comunidad educativa de la Ciudad de Buenos Aires:

A cuatro meses de gestión del nuevo gobierno de la ciudad, encabezado por Macri, la crisis que desde hace años atraviesa el sistema educativo de la Ciudad de Buenos Aires se ve profundizada. Los edificios se encuentran cada vez en peores condiciones. Hay escuelas que carecen de gas y de agua, techos a punto de caerse y obras que no comienzan o se encuentran paralizadas. Los salarios docentes se ubican por debajo de la canasta familiar básica y la actividad de los mismos está siendo coartada por resoluciones persecutoras que avanzan sobre sus derechos laborales. El presupuesto destinado a las cooperadoras escolares se recortó y es claro el intento de avanzar sobre la privatización de las escuelas públicas, terciarizando los servicios a las escuelas en manos de empresas seleccionadas por el gobierno. Encontramos crecientes índices de deserción escolar, superpoblación y ausencia de vacantes en determinadas zonas. La calidad educativa está siendo directamente afectada por las condiciones actuales en las que se encuentran nuestras escuelas.

No es una situación provocada por la casualidad, muy por el contrario expresa una política educativa tendiente a expulsar a los sectores populares de la posibilidad de contar con una educación de excelencia, de nivel académico y formativo que les permita intervenir autónomamente como sujetos libres en la futura sociedad. En definitiva se trata de darle gobernabilidad y legitimidad a una creciente fragmentación social entre ricos y pobres, naturalizando la desigualdad social.

La política educativa expresa la intencionalidad de modelar determinado orden social, de exclusión o de inclusión igualitaria. Ante esta situación Ademys, grupos de docentes y organizaciones estudiantiles de nivel terciario, compartiendo la gravedad del diagnóstico enunciado; entendemos que la problemática educativa es una problemática de la sociedad en su conjunto y que para superarla es necesario unificar a los diferentes sectores involucrados y agredidos por esta situación.

Articular experiencias, propuestas y acciones que exijan consecuentemente la solución a esta problemática, exigiendo a su vez el respeto al derecho constitucional de contar con un sistema público de enseñanza acorde a las necesidades populares.

En tal sentido estas organizaciones y conjunto de ciudadanos hemos impulsado la creación de una Coordinadora, abierta a todas las expresiones que comparten el ideal del fortalecimiento y desarrollo de la Escuela Pública. Creemos que la fortaleza de esta Coordinadora estará en respetar las experiencias organizativas que se vienen dando en cada lugar como respuesta a la crisis. El objetivo es ayudar a que estas luchas se coordinen entre sí para dar de esta forma mayor posibilidad de éxito a las demandas de hoy y del futuro.

Por medio de esta carta queremos invitar a comisiones de padres, centros de estudiantes, docentes organizados sindicalmente y autoconvocados, como así también a todas las voluntades que se quieran sumar desde sus identidades a este intento de coordinación para el bien común de los sectores populares.


"Por una Coordinadora por la Escuela Pública"

1 comentario:

YA76OO dijo...

I am a frequent reader of your blog!! Love it!!